La maternidad es una cuestión de salud pública. Necesitamos una mayor consideración de la infancia y una inversión que la sostenga: cuidemos a las madres

Muchas madres recientes se sienten mal porque piensan que  «no han hecho nada en todo el día». Otras no entienden porque están tan cansadas. En realidad cuidar de un bebé, y amamantarlo, es en si mismo un trabajo a tiempo completo, no de 8 horas sino de 24 horas al día. Las madres recientes tienen presente a sus bebés en sus pensamientos buena parte del tiempo, por no decr todo, se ocupan y se preocupan.
Responder de forma sensible y cuidadosa a un bebé, estar disponible conlleva estar ahí, con el cuerpo, sosteniendo, acunando, meciendo, cambiando y cuidando.Para el bebé no es lo mismo la madre que el padre, los primeros meses de vida reclaman la atrención preferente de la madre. Criar es mucho más sencillo cuando los cuidados se comparten con el padre o pareja, pero no sólo los del bebé, también el hogar y sobre todo la carga mental. Ayuda especialmente tener otras madres cercas, abuelas, tías, hermanas, amigas, primas…que cuidan sin juzgar, que ofrecen ayuda práctica y eficaz.
 

#noeresmalamadre si la crianza te hace sentir exhausta o desanimada
Nuestras sociedades aún no comprenden las necesidades
de los primeros años de vida

 
 
[dt_divider style=»thin» /]

Leer más:

Sobre la campaña #NOeresmalamadre

Con ocasión del Día Mundial de la Salud Materna (6 de mayo de 2020), lanzamos la campaña #NOeresmalamadre, con la queremos aumentar la conciencia acerca de los problemas de salud mental en el periodo perinatal, para que que las mujeres busquen ayuda y reciban el tratamiento o acompañamiento que necesitan para reducir su sufrimiento y mejorar su vivencia de la maternidad.