Entrevista a Olga Gouni, directora de Cosmoanelixis. psicoterapeuta e investigadora especializada en Psicología prenatal. Profesora en la Universidad de Kapodistrian, Grecia; editora de la revista: The International Journal of Prenatal & Life Sciences; autora de, entre otros, “100 años de Psicología Prenatal” y “Stories from Embryoland”.
Olga impartirá los días 25 y 26 de abril en Madrid (y online) el curso “Psicología Prenatal”.
¿De donde viene tu compromiso con la Psicología Prenatal?
La psicología prenatal me encontró hace unos 25 años, cuando conocí a uno de los pioneros. Pronto me di cuenta de que había algo de gran valor allí. Cuanto más lo estudio, más me doy cuenta de la profundidad de la sabiduría que puede revelar a aquellos que, como yo, han prestado su Juramento Hipocrático para ayudar a los pacientes que acuden a mí en su proceso de sanación de su salud psicosomática.
¿Qué podemos aprender de los pioneros en este campo?
Como dijo T.S. Eliot,  “El tiempo presente y el tiempo pasado están quizás presentes en el tiempo futuro. Y el tiempo futuro está contenido en el tiempo pasado …”.  Estudiar algunos de los autores que vislumbraron la verdad de la naturaleza humana nos señala un camino para observar, hacer las preguntas apropiadas y obtener las respuestas que más nos acerquen a la verdad. Esto nos puede ayudar a diseñar servicios y procesos de salud que sirvan a las personas con amabilidad y respeto. Estudiar el trabajo de los pioneros es estudiar lo que experimentamos ahora y lo que seguiremos viendo en el futuro, si nada cambia. Si podemos aprender del trabajo de quienes caminaron antes que nosotros, podemos continuar su camino aportando nuestra contribución. No necesitamos redescubrir la rueda, sino encaramarnos en los hombros de esos gigantes y alcanzar nuevos entendimientos.
 ¿Por qué los psicoterapeutas necesitan tener este conocimiento?
Los psicoterapeutas son los que escuchan las narrativas de los clientes (somáticas y verbales), descubren  lo que subyace en la enfermedad o disfunción, y vislumbran la vía para recuperar la homeostasis de la salud. Los beneficios son enormes. Cuando los psicoterapeutas comprenden las causas del conflicto y la mejor forma de alcanzar la recuperación, cuando se familiarizan con los signos primarios en todos los aspectos  (palabras, células, arte …) en todos los niveles, pueden acortar la curación, al llegar desde el principio al núcleo, evitando dar vueltas y más vueltas en un circulo vicioso.  Verán a su pacientes y sus entornos prosperar más fácilmente.
¿Y los obstetras y matronas?
Obstetras y matronas tienen el presente y el futuro de la humanidad en sus manos. Están presentes incluso antes de la concepción (casos de infertilidad o FIV), durante el embarazo y la gestación del bebé y durante el parto y el puerperio.  Este conocimiento les puede convertir en valiosos vehículos de transformación si lo aplican en programas preventivos y de promoción de Salud Primal. El conocimiento que obtienen a través de la Psicología Prenatal les permite acompañar a la madre y su entorno a escoger opciones respetuosas para dar la bienvenida a sus hijos, y eso puede suponer un gran cambio en la calidad de vida de los recién nacidos.
¿Cómo debe la sociedad tratar a las mujeres embarazadas y los recién nacidos?
Ya ha habido 100 años de Psicología Prenatal en los tiempos modernos. Esto significa que ya sabemos mucho. Sabemos que todo lo que un ser humano experimenta desde la concepción hasta el destete es significativo y queda muy grabado en su psique.  Si es negativo, puede desencadenar enfermedad y disfunciones más adelante en la vida. 
Es importante invertir en los programas de prevención  y promoción de la salud primal y asegurarse de que todos los involucrados  (parejas embarazadas, obstetras, parteras, pediatras, trabajadores sociales, educadores, etc.) reciban el apoyo y la capacitación profesional para convertirse en vehículos salud y civilización, y eso es rentable para toda la sociedad. Necesitamos que los responsables de diseñar las políticas comprendan y faciliten la incorporación de tales programas para los bebés en gestación y sus padres, pero también los recién nacidos, los escolares y los adolescentes, así como las parejas jóvenes que piensan en ser padres. Cuidando el principio cuidamos el continuo de toda la vida. Desafortunadamente, todavía tenemos que luchar contra la falta de conocimiento, con protocolos rígidos que no tienen en cuenta ni siquiera la evidencia científica. Hay mucha resistencia al cambio y pagamos el precio de la violencia y el miedo. ¡Demasiado alto!
¿Por que esta resistencia?
Es comprensible resistirse inconscientemente a todo lo que nos hace volver a nuestra etapa primal, ya que somos criaturas que quizá hemos experimentado los desafíos de una gestación y nacimiento dolorosos. Sin embargo, hay que recordar que somos algo más que la identificación con un trauma. Esconderse en la sombra, resistirnos a lo que nos duele, está lejos de llevarnos a la felicidad y la seguridad.  Aceptar las áreas más oscuras de nuestras experiencias y aprender de lo que resistimos es el camino para alcanzar la libertad, que nos libere a nosotros  y a nuestra capacidad para vivir la vida en plenitud.  Te lo mereces, lo merecemos.

¡Ahora es el momento!
Curso relacionado: