Desde 13 de abril hasta el 8 de junio del 2023 se dictó el primer curso de Introducción a la psicología perinatal en Venezuela, un hito histórico que pudo ser logrado a través de la unión de tres instituciones: la UCAB, Aquamater y el IESMP.

Por Liset Álvarez

El 8 de julio del 2022, la doctora Ibone Olza nos convocó a una reunión para iniciar el camino que nos llevara a una colaboración docente entre el Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal (IESMP) y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Después de esto, vinieron, reuniones y la realización del webinar Gestando Salud Mental: La importancia de lo perinatal, en el que participaron: Ibone Olza, Carolina Vázquez y Máximo Peña.

Los inicios fueron complejos, pero logramos que saliera adelante el primer curso de Introducción a la psicología perinatal en Venezuela, celebrado entre el 13 de abril y el 8 de junio del 2023. Un hito histórico al que llegamos gracias a la unión de tres instituciones: la UCAB, Aquamater y el IESMP.

La formación ha constado de una parte teórica, realizada en las instalaciones de la UCAB, en la que se abordaron contenidos de introducción a la psicología perinatal y los aspectos relevantes de la psicología del embarazo, parto, posparto, duelo perinatal y psicopatología perinatal. Y otra parte más práctica y experiencial basada en tareas de reflexión y observaciones estructuradas y guiadas impartida en la Clínica Aquamater, una institución ubicada en Caracas, dedicada desde hace más de 24 años a la humanización del nacimiento.

El grupo de alumnas estuvo conformado por 15 participantes, con disciplinas diversas en el área perinatal: obstetras, enfermeras, psicólogas, educadoras y doulas. El cuerpo docente estaba constituido por: Carolina Vázquez, Lilibec Villegas, Antonio Pignatiello, Carline Vargas y, yo misma, Liset Álvarez, es su mayoría antiguo alumnado del IESMP.

El principal impacto que reflejaron las alumnas surgió del trabajo de introspección propuesto, que giraba en torno a la revisión de su historia personal, la cual fue redescubierta y reconocida desde la perspectiva perinatal. La formación inspiró en ellas cambios en su visión sobre la feminidad su ciclicidad, la gestación y la crianza; cambios que quizás puedan ser implementados en sus puestos de trabajo, generando así un cambio en las familias que acompañan y los profesionales con los que trabajan. Porque la formación deja sembrada la relación ineludible entre lo que «somos» y lo que «hacemos» cuando atendemos la perinatalidad.

El hecho de abrir la caja de lo perinatal en la historia personal siempre supone un descubrimiento y la sensación de estar frente a una verdad individual genuina y profunda.

En el ámbito académico este curso tuvo también mucha relevancia, ya que era la primera vez que en la facultad de Psicología de la UCAB se impartía una formación en el área perinatal.

El hecho de abrir la caja de lo perinatal en la historia personal siempre supone un descubrimiento y la sensación de estar frente a una verdad individual genuina y profunda.

Estas son algunas de las reflexiones de lo que esta formación ha implicado para ellas:

«Reconocer, honrar y bendecir mi feminidad. Maternarme. Entender a cada mujer que atiendo desde lo que soy y siento como su igual. Importancia del ámbito psicoemocional en cada etapa que viven las mujeres, más allá́ de la parte médico-asistencial». (Obstetra).

«Para mí es un mundo nuevo el tema del parto humanizado y conocer nuestros ciclos a profundidad. Entendí lo cíclico de nuestro mundo femenino. Gracias por eso». (Educadora).

«La formación me ha permitido entrar en una dimensión personal y profesional de reconocimiento, de búsqueda de respuestas, de estudio sobre mí, indispensable para poder acercarme a otras mujeres, asentando y ampliando conocimientos sobre la importancia de las hormonas en la mujer y también en el hombre, cambios emocionales en el embarazo y parto y puerperio, prácticas de atención y acompañamiento, darle la importancia al rol del padre y aunque tengo los conocimientos fisiológicos y biológicos. Pude integrar también conocimientos y visiones desde el punto de vista psicológico». (Obstetra).

«Quedé en crisis de mi ignorancia, pero fue el empuje que necesitaba. Investigué de autores que habían dado en el curso y otros que conseguí, y fui construyendo mi diagrama. Quedé enamorada, me puse al día». (Psicóloga).

Hay muchos lazos e hilos que unen al IESM con Venezuela, y en especial con la Universidad Católica Andrés Bello. Estos hilos invisibles le han permitido a través de esta colaboración volver a Venezuela y dejar este aporte en forma de germen de la Psicología Perinatal que fomente la Salud Mental Materna en este país por los que se sientan convocados para ello.

Esperamos que este impulso continúe y que este sea la primera de muchas iniciativas que lleven la psicología perinatal a Venezuela. ¡Larga vida al curso!