Las matronas se encuentran inmersas diariamente en situaciones de una alta intensidad emocional. Actualmente ya se conoce cómo afectan psíquicamente a las madres las experiencias traumáticas de parto, pero se sabe relativamente poco sobre su impacto sobre las matronas y su práctica profesional.  Y ese es el tema investigado en un estudio realizado en Australia centrado  la situación emocional de las matronas que han participado o sido testigo de partos traumáticos o poco respetuosos con la mujer.

Objetivo

  • Determinar la prevalencia de trauma y miedo relacionados con el nacimiento en parteras (1) y su relación con la confianza de las matronas a la hora de aconsejar a las mujeres acerca de sus opciones de nacimiento y de brindar atención durante el parto.
  • Describir las experiencias de las parteras de trauma y / o miedo relacionados con el nacimiento.

Método

Un diseño de mixto de métodos. Una muestra de 249 matronas completó una encuesta en línea anónima. Se utilizaron estadísticas descriptivas e inferenciales para analizar los datos cuantitativos. Se utilizó el análisis del contenido latente para extrapolar el significado de las 170 parteras que escribieron sobre sus experiencias de trauma personal y / o profesional.

Resultados

La mayoría de las matronas (93.6%) informaron haber sufrido experiencias de parto que resultaron ser traumáticas a nivel profesional (85,4%) y / o personal (41.6%). El 8% informó que tenía mucho miedo al parto. El trauma no se asoció con problemas en la práctica, pero sí con miedo.

Las matronas catalogadas como “con mucho miedo” informaron más preocupaciones sobre la práctica (23,5%) que las parteras con “miedo bajo”.   Las experiencias traumáticas en lo personal estaban relacionadas con las intervenciones y la muerte perinatal;  las profesionales estaban relacionados con el hecho de presenciar y experimentar un cuidado irrespetuoso hacia la mujer y, posteriormente, por sentirse cómplices por dispensar a las madres un cuidado deficiente. Sentirse sin apoyo en el lugar de trabajo y temiendo un litigio intensificó el trauma.

Conclusión

El miedo elevado se asoció con una menor autoconfianza para apoyar a las mujeres en edad fértil. Es necesario una mayor investigación para comprender mejor el impacto de las experiencias de trauma y el miedo en la práctica profesional de las matronas.

Traducido del artículo:

Trauma and fear in australian midwives

Enlace relacionado:

Seminario la salud mental de los profesionales del nacimiento