Kathleen Kendall-Tackett, PhD, IBCLC, FAPA and Kerstin Uvnas-Moberg, MD, PhD examinan cómo los partos altamente intervenidos pone en riesgo la salud mental de las madres y cómo ayudar a aquellas que los han sufrido sufren. 

Las mujeres a las que se administra oxitocina sintética para inducir o estimular el parto, a menudo junto con otras intervenciones, pueden encontrarse involuntariamente en riesgo. Estudios recientes han encontrado que la oxitocina sintética y la anestesia epidural aumentan en las madres el riesgo de sufrir ansiedad y depresión en el posparto.

El impacto de la oxitocina sintética sobre el estado emocional

Ken Tackett

Kroll-Desrosiers et al., 2017 examinaron si la administración de ocitocina sintética durante el trabajo de parto reduciría el riesgo para las mujeres de trastornos del estado de ánimo posparto. Encontraron que la administración de oxitocina sintética aumentó perceptiblemente el riesgo de las madres de sufrir depresión y ansiedad en el postparto.

Los investigadores estudiaron los efectos de la ocitocina sintética (Pitocin) utilizando un conjunto retrospectivo de datos de mujeres expuestas (n = 9.684) o no expuestas (n = 37.048) durante el parto o inmediatamente después del nacimiento. Para las mujeres con antecedentes de depresión o ansiedad, el riesgo de trastornos emocionales en el posparto aumentó en un 36%. Para las mujeres sin antecedentes, el riesgo aumentó en un 32%. Esto era cierto para las mujeres tanto si tuvieron parto vaginal como si fué por cesárea.
Los investigadores se sorprendieron por estos hallazgos. Habían planteado la hipótesis de que la oxitocina, siendo una hormona de bienestar, habría tenido un efecto protector sobre la salud mental de las madres en lugar de hacer que fueran más propensas a la depresión. ¿Qué es lo que explica sus hallazgos? En parte, la diferencia entre sus expectativas y lo que realmente sucedió se debió al diseño de la investigación. La oxitocina natural y la oxitocina sintética se comportan de manera diferente. La oxitocina natural, que es sintetizada por el cuerpo, se libera en pulsos en la circulación y directamente en el cerebro. El Pitocín, la versión sintética de la oxitocina, se administra por goteo en la circulación. No atraviesa la barrera hematoencefálica y por lo tanto no tiene efecto sobre el sistema nervioso central. Por tanto, la oxitocina sintética no puede tener ningún un efecto positivo sobre la salud mental.

Los efectos sobre la salud mental de la anestesia epidural

Ken Tackett

El uso de la oxitocina sintética generalmente acompaña a otras intervenciones en el parto, particularmente la epidural. De hecho, es muy raro que alguien tenga un goteo de oxitocina y no se le administre la epidural. La combinación de oxitocina sintética y una epidural a menudo conduce a una cascada de más intervenciones, incluyendo el nacimiento por fórceps y cesárea. Esa combinación en particular disminuye los niveles de oxitocina natural (Jonas et al., 2009), lo que pone a las madres en mayor riesgo de síntomas depresivos, ansiedad y trastorno de estrés postraumático (TEPT) (Kendall-Tackett, 2017). En nuestro estudio de 6,410 nuevas madres, encontramos que las mujeres a las que se había puesto la epidural tenían más síntomas depresivos en el primer año, incluso después de controlar otros factores como las intervenciones de nacimiento, historia de depresión y asalto sexual, ingresos, educación y paridad (Kendall- Tackett, Cong y Hale, 2015).

El efecto benéfico de la oxitocina endógena

Ken Tackett

El número de receptores de oxitocina en el útero de una mujer embarazada aumenta sustancialmente final del embarazo, aumentando su sensibilidad a la oxitocina. La oxitocina endógena ha demostrado tener efectos analgésicos y cataliza las últimas contracciones uterinas poderosas que ayudan a la madre a dar a luz a su bebé. La cabeza del bebé, al descender por el canal del parto  los receptores por el estiramiento de la vagina inferior de la mujer y desencadena la liberación de oxitocina de su glándula pituitaria. Esta liberación de oxitocina natural causa más contracciones que facilitan el descenso del bebé, induciendo más estimulación de los receptores por el estiramiento y por lo tanto aún más liberación de oxitocina por la pituitaria. Este bucle de retroalimentación positiva también se conoce como “reflejo de Ferguson“.

Las epidurales inhiben sentimientos positivos al nacer porque bloquean los nervios que median el dolor, y también el reflejo de Ferguson (Jonas et al., 2008). La liberación de oxitocina natural, tanto en la circulación como directamente al cerebro cuando la cabeza del bebé presiona contra el cuello uterino y la pared vaginal, protege la salud mental materna. Las epidurales inhiben esta respuesta. La oxitocina sintética y la epidural también aumentan la actividad del eje hipotalámico-hipófisis-suprarrenal (HPA) (Handlin et al., 2009; Jonas et al., 2009). Cuando el eje HPA se activa, la ansiedad y la depresión son mayores.

Las epidurales y las infusiones de oxitocina sintética crean un sistema bidireccional que se mantiene mutuamente: las epidurales disminuyen la liberación de oxitocina natural durante el nacimiento, por lo que se administra oxitocina sintética para compensar. A su vez, la infusión sintética de oxitocina provoca contracciones dolorosas, por lo que las epidurales se administran para ayudar a las madres a sobrellevar el dolor adicional …

La oxitocina tras el parto

Ken Tackett

Al contrario que con la oxitocina sintética, la oxitocina natural tiene todos los buenos efectos que estos investigadores esperaban y más. Es específicamente reduce los niveles de estrés, facilita el vínculo con el bebé y mejora el estado de ánimo positivo. ¿Qué ayuda a aumentar la liberación de oxitocina en las nuevas madres? Dos actividades son especialmente relevantes:

* Contacto piel-a-piel

* Lactancia Materna

Un estudio de 63 primiparas a los 2 días tras el parto encontró que tanto la lactancia materna como el contacto piel-a-piel estaban relacionados con niveles de estrés más bajos (Handlin et al., 2009). La lactancia materna disminuyó las hormonas del estrés, la hormona adrenocorticotrópica (ACTH) y el cortisol (ambas partes del eje HPA), y el contacto piel a piel contribuyó a este efecto. La succión disminuyó la ACTH, y cuanto más tiempo una madre tuviera contacto piel con piel con su bebé, menor era su cortisol. De esta manera, la secreción de oxitocina causada tanto por piel-a-piel como por succión disminuyó tanto la ACTH como el cortisol. La reducción del eje HPA por la oxitocina reduce el riesgo de depresión y ansiedad de las madres.

La lactancia materna se ha relacionado sistemáticamente con un menor riesgo de depresión en las madres. Estos resultados son difíciles de interpretar porque las madres deprimidas son menos propensas a amamantar. ¿Cómo sabemos que es la lactancia que está teniendo una influencia? Los estudios prospectivos apoyan la hipótesis de que la lactancia materna ejerce un efecto independiente, disminuyendo el riesgo de depresión mediante la regulación positiva de la oxitocina y la regulación negativa del estrés y de la respuesta inflamatoria (Ahn & Corwin, 2015; Hahn-Holbrook et al., 2013, Kendall-Tackett, 2007).

La conclusión es la siguiente: si la oxitocina se genera de forma natural, es decir, se libera durante el nacimiento, contacto piel con piel y amamantamiento, disminuye el riesgo de depresión y ansiedad de las madres. Sin embargo, la ocitocina sintética no genera un efecto similar y puede conducir al tipo de nacimiento altamente intervenido que aumenta el riesgo de depresión posparto.

Las doulas pueden ayudar

Muchas madres tendrán Pitocin y epidural. Afortunadamente, un doula u otro asistente de nacimiento puede ayudar en las siguientes maneras.

  • Conocer los recursos disponibles para las madres en la comunidad y en línea. Genera una lista.
  • Ayudar a las madres a aprovechar sus propias redes..
  • Cuando sea necesario, recomendar visitar a un profesional de salud mental.
  • Continuar estando allí. Las madres con buen apoyo en el trabajo de parto y postparto tienen tasas más bajas de depresión.
  • Anime a las madres a aumentar el tiempo que pasan en contacto piel con piel con el bebé.

    
    

Kathleen Kendall-Tackett, PhD, IBCLC, FAPA and Kerstin Uvnas-Moberg, MD, PhD
 
Traducido del artículo:
High intervention births and mother’s mood
 
Referencias

Ahn, S., & Corwin, E.J. (2015). The association between breastfeeding, the stress response, inflammation, and postpartum depression during postpartum period: Prospective cohort study. International Journal of Nursing Studies, 52, 1582-1590.
Hahn-Holbrook, J., Haselton, M.G., Schetter, C.D., & Glynn, L.M. (2013). Does breastfeeding offer protection against maternal depressive symptomatology? A prospective study from pregnancy to 2 years after birth. Archives of Women’s Mental Health, 16, 411-422.
Handlin, L., Jonas, W., Ransjö Arvidsson, A.B., Petersson, M., Uvnäs Moberg, K., & Nissen, E. (2009). Effect of sucking and skin-to-skin contact on maternal ACTH and cortisol levels during the second day postpartum. Influence of epidural analgesia and oxytocin in the perinatal period. Breastfeeding Medicine, 4(4), 207-220.
Jonas, W., Johansson, L.M., Nissen, E., Ejdebäck, M., Ransjö Arvidsson, A.B., & Uvnäs Moberg, K. (2009). Effects of intrapartum oxytocin administration and epidural analgesia on the concentration of plasma oxytocin and prolactin, in response to suckling during the second day postpartum, Breastfeeding Medicine, 4(2), 71-82.
Jonas, W., Wiklund, I., Nissen, E., Ransjö Arvidsson, A.B., & Uvnäs Moberg, K. (2008). Influence of oxytocin or epidural analgesia on personality profile in breastfeeding women: A comparative study. Archives of Women’s Mental Health, 11, 335-445.
Kendall-Tackett, K.A. (2007). A new paradigm for depression in new mothers. International Breastfeeding Journal. 2:6, DOI: 10.1186/1746-4358-2-6.
Kendall-Tackett, K. A., Cong, Z., & Hale, T. W. (2015). Birth interventions related to lower rates of exclusive breastfeeding and increased risk of postpartum depression in a large sample. Clinical Lactation, 6(3), 87-97.
Kendall-Tackett, K.A. (2017). Depression in new mothers, 3rd Ed. Abington, UK: Routledge.
Kroll-Desrosiers, A.R., Nephew, B.C., Babb, J.A., Guilarte-Walker, Y., Moore Simas, T., & Deligiannidis, K.M. (2017). Association of peripartum synthetic oxytocin administration and depressive and anxiety disorders within the first postpartum year. Depression & Anxiety, 34, 137-146.