Los trastornos mentales perinatales a menudo pasan desapercibidos y no se diagnostican ni se tratan. Cuando se detectan y es necesario el ingreso hospitalario, éste suele suponer la separación madre-bebé.  Esa separación genera en sí misma un daño en el vínculo entre ambos, pone en riesgo la lactancia materna y retrasa la recuperación, haciendo que muchas madres eviten buscar ayuda.  Algunos países, especialmente el Reino Unido, se encuentran en la vanguardia de la asistencia a las madres con problemas psiquiátricos perinatales, con la creación de las unidades madre-bebé que permiten ofrecer la atención médica necesaria y al mismo tiempo favorecen que permanezcan juntos todo el tiempo.
 

 
Según declaraciones a Mumsnet, Simon Stevens ha anunciado el compromiso del NHS (Sistema Nacional de Salud) para brindar una atención más personalizada a embarazadas y madres recientes con enfermedades mentales graves.
Las cuatro nuevas unidades instaladas para madres y bebés permitirán que las mujeres permanezcan con sus bebés mientras reciben la atención especializada que necesitan.
Alrededor de una de cada cinco mujeres experimentan problemas de salud  ental durante el embarazo o un año después del nacimiento, cubriendo un amplio rango de condiciones que incluyen depresión severa, ansiedad y en algunos casos psicosis posparto, que afecta a dos de cada 1000 nuevas madres y está fuertemente asociada con el suicidio materno.
Estas nuevas unidades proporcionarán apoyo hospitalario para mujeres y bebés con necesidades más complejas y graves, que requieren atención hospitalaria debido a las graves crisis de salud mental, que experimentan, lo
que incluye afecciones muy graves como la psicosis posparto. Los cuatro proveedores seleccionados para la primera unidad de salud mental para madres y bebés prevista para 2018 son:

Kent and Medway NHS and Social Care Partnership Trust
Devon NHS Partnership Trust
Lancashire Care NHS Foundation Trust
Norfolk and Suffolk NHS Foundation Trust

Actualmente hay 15 unidades dedicadas a madres y bebés, las cuatro nuevas unidades de ocho camas permitirán que más mujeres reciban tratamiento con sus bebés. Las áreas recibirán £ 15 millones para apoyar este ambicioso
desarrollo. NHS England también está aumentando el número de camas en las unidades existentes, lo que aumentará la capacidad en un 49% a fines de 2018/19.
Simon Stevens, director ejecutivo de NHS England, ha declarado: “El NHS se toma en serio dedicar una atención más personalizada a las nuevas mamás y eso incluye una atención de salud mental más especializada para quienes lo
necesitan”.
“Tener un bebé debe ser una de las experiencias más felices y que más cambian la vida, y cada madre debe tener la oportunidad de vincularse con su bebé, mientras recibe la atención que necesita y se mantiene lo más cerca
posible de su familia”.
Las unidades de la madre y el bebé brindan atención especializada a las madres que padecen enfermedades mentales graves, como la esquizofrenia o la psicosis. Permiten el tratamiento y la recuperación de la madre al tiempo que garantizan la relación en desarrollo con el bebé y su bienestar físico y emocional.
La expansión de los servicios coloca los recursos en las áreas con mayor necesidad: se ha demostrado que mejorar el acceso al tratamiento basado en la evidencia aumenta las tasas de recuperación, lo que conduce a mejores resultados para las mujeres y sus bebés.
El año pasado, Simon Stevens también anunció £ 40 millones más para 20 nuevos servicios especializados de salud mental perinatal de la comunidad para embarazadas y madres recientes. Esto permitirá llegar al menos a 2.000
mujeres con problemas de salud mental graves durante el próximo año y a otras 9.000 mujeres en 2018/19.
La inversión financiará nuevos consultores perinatales, enfermeras especializadas, terapeutas ocupacionales, psicólogos y enfermeras de pediatría, así como apoyo de pares de la comunidad para madres, bebés y familias. También habrá más apoyo telefónico y de aprendizaje para que las madres que hayan tenido experiencia con problemas similares ayuden a otras madres.
Estas medidas forman parte de un impulso más amplio para mejorar la atención prenatal y posnatal para todas las mamás, que incluye una atención continuada durante el embarazo por parte de un pequeño equipo de matronas
que conocen sus preocupaciones y deseos y llevan a cabo planes de atención personalizada, asegurando que reciban la atención y el apoyo que necesitan.
 

 
Traducido del artículo:
NHS commits to better care for expectant and new mums with mental health issues