Desde hace decenios, la atención al parto ha incluido diversas intervenciones médicas realizadas por rutina y no por una necesidad concreta (inmovilización boca arriba, rotura de bolsa, estimulación con oxitocina…).  Eso ha hecho que muchas mujeres hayan experimentado dificultades y complicaciones en el parto que han requerido intervenciones posteriores.  La OMS lleva advirtiendo desde 1985  acerca de la conveniencia de utilizar en el parto solo “tecnologías apropiadas”, esto es, las más sencillas posibles para cada situación, y de esta forma evitar complicaciones en cascada y efectos secundarios evitables.  Aunque las consecuencias de la medicalización innecesaria no siempre son evidentes de inmediato –aparte del sufrimiento de las madres y los bebés–  toda intervención tiene un coste y puede generar efectos a largo plazo no evaluados en el momento de implantar en las prácticas, como es este caso. Por otra parte, es difícil saber qué parte de ese efecto sobre la salud psicosocial de los bebés se debe a esas complicaciones, y qué parte se debe a la separación madre-bebé tras el parto, bien por rutina bien por ingreso del recién nacido en neonatología.


 
Un nuevo estudio publicado en la revista Infant and Child Development sugiere que las complicaciones durante el parto pueden aumentar las probabilidades de que los niños desarrollen ansiedad social en los años previos a la adolescencia.
Para el estudio, 149 niñas y niños de entre 9 y 12 años fueron evaluados por inhibición del comportamiento, una tendencia a mostrar una actitud retraída y temerosa en contextos y situaciones desconocidas. También se evaluaron los síntomas de ansiedad a partir de informes de padres e hijos.
Los investigadores encontraron que las complicaciones perinatales se asociaron con niveles más altos de inhibición del comportamiento y síntomas de ansiedad social. Además, los análisis sugirieron una relación entre las complicaciones del parto, la inhibición del comportamiento y los síntomas de ansiedad social.

 

 
Artículo:

Perinatal complications are associated with social anxiety: Indirect effects through temperament

 

 
https://www.sciencedaily.com/releases/2019/03/190320102039.htm