El pasado mes de septiembre se presentaron en España los resultados de Transitando la maternidad, apoyo de madre a madre, un ambicioso proyecto en el que ha desempeñado un papel fundamental como socia El Parto es Nuestro y que ha contado con el liderazgo de la asociación húngara EMMA. Esta investigación, financiada por el programa Erasmus+, ha servido para promover el intercambio de experiencias y buenas prácticas para mejorar el apoyo de madre a madre.

Además de las visitas y encuentros entre ambas asociaciones, el proyecto abordó temáticas cruciales a través de 10 talleres online. Desde estrategias de activismo postpandemia hasta desafíos en la comunicación y la captación de fondos, se exploraron diversos aspectos que influyen directamente en el apoyo de madre a madre.

Ayuda mutua

Los grupos de madre a madre son espacios seguros, donde las mujeres pueden compartir libremente sus experiencias con la maternidad, el parto y la crianza. Estos grupos, sirven a las mujeres para reflexionar sobre el entorno social que rodea a las madres y las libera de la culpa que puedan sentir cuando las expectativas no se cumplen.

La colaboración entre El Parto es Nuestro y EMMA se ha forjado en la convergencia de valores compartidos, a pesar de las diferencias operativas: la primera es impulsada exclusivamente por voluntarias, mientras que la segunda cuenta con empleadas. Esta diversidad operativa se ha convertido en una fortaleza al permitir un entendimiento más profundo y una colaboración eficiente. El proyecto coincidió con un momento crucial para El Parto es Nuestro, marcado por el período postpandemia. Este tiempo de reflexión ha revelado un cambio en la forma en que las nuevas generaciones de madres se relacionan con la asociación, principalmente a través de interacciones virtuales. Restablecer los encuentros presenciales es un desafío vital para El Parto es Nuestro, ya que estos eventos presenciales han sido un componente esencial de la identidad de la asociación. En un mundo donde las interacciones virtuales han ganado terreno, reconectar físicamente con las madres y coordinadoras locales se convierte en una prioridad estratégica.

Activismo de madres

El activismo en el ámbito de la maternidad sigue un curso cíclico, variando según los perfiles individuales. Mientras algunas mujeres son activistas de por vida, otras exploran nuevas facetas a medida que sus hijos crecen. Recientemente la propia asociación de El Parto es Nuestro, estrenaba La voz de las mujeres, un documental que narra las dos décadas de activismo de madres; activismo que es inseparable del activismo contra la violencia obstétrica.

El proyecto Transitando la maternidad, apoyo de madre a madre ha permitido entrevistar a mujeres con experiencias diversas, desde aquellas dedicadas temporalmente a la crianza hasta las que han continuado con el activismo de manera sostenida. Los espacios de apoyo desempeñan un papel crucial tanto en la prevención como en el cuidado. Ofrecen información anticipada para evitar intervenciones médicas innecesarias y actúan como entornos seguros para la reflexión y la discusión, permitiendo a las mujeres compartir sus experiencias libremente.

Sin embargo, el desafío radica en llegar a todas las madres, especialmente aquellas que, a pesar de estar informadas, enfrentan dificultades para ser escuchadas y respetadas en sus decisiones durante el proceso de parto.

————————

Más información:

Manual De madre a madre. Cómo las asociaciones de mujeres apoyan a las madres.

Informe de la investigación realizada por El Parto es Nuestro.