Un tanto por ciento de madres van a dar a luz por cesárea; no existe la tasa 0%.  En unos casos será por problemas médicos anteriores, en otros por complicaciones sobrevenidas durante el parto.  Entre estos últimos, pueden influir factores externos que inhiban el proceso fisiológico, como la inducción de parto sin necesidad, la inmovilización boca arriba, el empleo de medicamentos para estimular el parto, la falta de apoyo adecuado …  Pero en ningún caso, las madres tienen la “culpa”.  Jesse Truelove, una madre que ha pasado por dos cesáreas, quiere llamar la atención sobre el hecho de que ninguna madre merece sentir vergüenza, culpa o ser juzgada por no haber dado a luz por parto vaginal.   El parto y el puerperio ya son momentos desafiantes; las madres precisan todo el apoyo y no el juicio. 

 

Al compartir su experiencia de cesárea, Jesse Truelove, una madre de dos hijos de Oklahoma, espera poner sobre la mesa la realidad del estigma detrás de la cesárea. “No fuí consciente de la vergüenza que podía sentir al dar a luz por cesárea hasta que yo la sentí“, dijo Jesse Truelove a Good Morning America de ABC News.  

“Intenté parir durante 26 horas… Independientemente de cómo las mujeres elijan dar a luz a sus hijos, al final solo somos mamás tratando de salir del hospital con un bebé sano y no hay vergüenza en eso”. Truelove publicó recientemente una serie de clips en Instagram de cuando dio a luz a su hija, River, nacida el 11 de marzo de 2021. River nació por cesárea electiva; miles de mujeres respondieron.

“Si tuviste una cesárea, está bien lamentar el parto que no tuviste; pero eres una guerrera, trajiste al mundo una vida de la mejor manera que pudiste. No hay lugar para el juicio o la vergüenza en torno a eso, solo amor, apoyo y orgullo. No hay una forma facil de dar a luz a un ser humano. Estoy orgullosa de ti, de todas las madres, de mí misma.

Truelove es especialista en ejercicios prenatales y posparto y en rehabilitación abdominal y del suelo pélvico posparto. Esta especialización profesional comenzó a raíz de sus experiencias al dar a luz a sus dos hijas “No sabía lo que necesitaban las mujeres hasta que yo necesité esas cosas”.  Truelove también afirma que hay una enorme presión sobre las mamás para que “se recuperen” y siente que la terminología que rodea a las cesáreas y el trabajo de parto ya está haciendo que las mamás crean que están fallando: ‘falta de progreso, cuello uterino incompetente …’ esas palabras tienen un peso enorme para una madre que intenta traer un bebé al mundo”,   “El primer parto fue muy traumático y una situación de emergencia después de 26 horas de trabajo de parto, una infección uterina… era todo lo que no quería. Me tomó mucho tiempo procesar y digerir ese nacimiento ”, agregó. “Definitivamente sentí que mi cuerpo me había fallado”.

Truelove dijo que su primera cesárea fué cuando tuvo a su primera hija, de 2 años, Radley. Después del parto, se sintió como una “extraña” en su propio cuerpo y, sin embargo, a menudo le decían que debía estar agradecida. “Sea que des a luz por cesáreo o por parto vaginal, que es un trauma importante para el cuerpo, las mamás no reciben apoyo”, dijo Truelove. “El estándar para el cuidado de las mamás es muy bajo y la expectativa social es muy alta“.

 

Más sobre Jesse Truelove